Tribulus Terrestris

El nombre científico latino Tribulus proviene del tríbulo o abrojo un arma medieval espinosa.

Tribulus terrestris (TT) ("gokshura" en sanscrito) es una planta utilizada durante siglos en la medicina herbal en China y por la ayurvédica de la India. En la medicina china se emplea en problemas urinarios e insuficiencia de producción de leche materna, y en la India como afrodisíaco. Se consume como tisana y en aplicaciones tópicas.

El primer uso en occidente fue en deportistas de Bulgaria en la década de los años 70. Se utilizaba para mejorar su capacidad física sobre todo la muscular.

No existen estudios rigurosos sobre los efectos del TT. Se baraja la posibilidad de que produzca aumentos de la GnRH, lo que conlleva incrementos de Testosterona y FSH. Los elementos activos del TT son del tipo esteroides, en este caso llamados saponinas y las hay de dos clases: furostanol y espirostanol. La protodioscina (saponina) es convertida por las glándulas suprarrenales en la hormona dehidroepiandrosterona (DHEA), que constituye la materia prima para la fabricación de testosterona y estrógenos, así como de otras hormonas.

Por tanto los usos que se le da hoy en día son mejorar la masa muscular, la fertilidad masculina, y el deseo sexual de hombres y mujeres. También se usa en disfunción eréctil ya que parece ser un liberador de óxido nítrico.

El problema como he dicho es la falta de estudios con validez científica. Lo que si puedo exponer es mi experiencia clínica. En mi consulta de infertilidad he recibido varones con oligo o azoospermia, es decir con escasos o ningún espermatozoide y que tomaban TT. Algunos de ellos volvieron  a la normalidad cuando dejaron de tomarlo, otros no.

Evidentemente si el TT eleva los niveles de Testosterona esto va a provocar una inhibición de la GnRH, lo que a su vez inhibe la FSH necesaria para producir espermatozoides.

Mi consejo, ante la toma de TT y otro tipo de sustancias llamadas naturales para problemas sexuales o de fertilidad, es que los pacientes deben seguir controles por un especialista en este tipo de problemas. El control periódico de los niveles hormonales, la realización de seminogramas y la exploración de testículos y otros órganos nos evitará sorpresas desagradables y sobro todo irreversibles.  

Añadir nuevo comentario