Modas en el Sexo

Nos hacen mucha gracia los monólogos de humor por que cuentan hechos cotidianos que pensabas que sólo te ocurren a ti o sólo tú has pensado en determinadas cosas, pero al final ves que es algo mucho más común. En el sexo nos ocurre algo parecido. Los que abordamos temas de sexología escuchamos las preocupaciones de las personas que acuden a nuestra consulta sobre sus comportamientos sexuales. Algunos piensan que determinados pensamientos u ocurrencias sobre el sexo sólo les ocurre a ellos. Bien es cierto que internet ha supuesto una revolución en este sentido y la información está disponible a tiempo real lo que  en algunos casos puede tranquilizar y en otros ser fuente de problemas.

Internet con sus redes sociales en particular puede, además de información, ser un canalizador de tendencias o modas, en este caso del sexo. Desde mi punto de vista sólo las actividades relacionadas con las nuevas tecnologías se pueden considerar innovadoras en el sexo, el resto casi existen desde los orígenes de la humanidad, pero ahora se las encasillan en determinados nombres y se comercializan como productos a consumir.

Podríamos decir que relacionado con internet, hoy está de moda el sexting, el intercambio de imágenes o vídeos con contenido sexual explícito que tantos problemas acarrea sobre el derecho a la intimidad de las personas, el social media sex o sexo virtual,  las webs para encontrar pareja que pueden llegar hasta el denominado matchmaking en el que además del cribado cibernético para buscar parejas afines, disponemos de un coaching personal que nos guía en este proceso.

Situaciones a las que se pone nombre, que han existido siempre, pero que ahora, por su divulgación la gente está más dispuesta a probar serían el precop, muy vulgarmente llamados follamigos, sexo casual sin compromiso, una variante podría ser el booty call en el que los intervinientes no son tan amigos, no tienen esa relación tan cercana. Otra de ellas sería el King out o amigos con derecho a roce, no incluirían la penetración, sólo caricias, podrán llegar a la masturbación. El sexdiet, la pérdida de peso manteniendo relaciones sexuales, lúdica y económica manera de hacer dieta, aunque explicarle a tu pareja que sólo lo haces por mantenerte en forma puede ser un poco duro. Swinging o intercambio de parejas, que abraca situaciones más amplias como tríos o sexo en grupo, su divulgación creo que si ha provocado una mayor apertura a probar este tipo de prácticas.

Sin duda la tecnología ha mejorado y ampliado el uso de juguetes sexuales, que existen en civilizaciones tan antiguas como la egipcia o la romana. Si puede ser moda el acudir a una sesión de tupper sex, pero no la utilización de los dispositivos y accesorios sexuales.

Todo lo nuevo relacionado con el sexo, puede ser moda en un momento dado, pero generalmente viene para quedarse.

Mención aparte merecen el asunto del cortejo. Existían unas reglas que si habían perdurado durante generaciones y actualmente están cambiando. Ya no existe tanto formalismo en las citas o en la manera de abordar una relación. La iniciativa no tiene necesariamente que partir del hombre, es más , podemos hablar de un inversión de la misma. Podemos hablar de menos proteccionismo hacia la mujer, se permite que la mujer pague los gastos de una cita, que nos recoja o nos deje en casa después de la misma. Para otros u otras esto no está todavía bien visto. Otro asunto que ha cambiado de manera radical es la posibilidad de hablar con naturalidad de los temas sexuales, de los gustos y preferencias, incluso de proponer mantener relaciones en la primera o primeras citas por parte de él o ella sin que eso suponga ser un depravado sexual. ¿Serán moda o se quedarán estas nuevas formas de cortejar?

Puedes escuchar mi participación en el programa Es Sexo en el siguiente enlace a partir de 1h 25minutos

Añadir nuevo comentario