Primer Amor, Primera Relación Sexual

"Los hombre quieren siempre ser el primer amor de la mujer. Nosotras, las mujeres poseemos un instinto mucho más sutil de las cosas. Lo que nos agrada es ser la última novela de un hombre". Oscar Wilde.  

La etapa de la adolescencia es la etapa de los cambios hormonales. Es la etapa del primer amor y posiblemente de los primeros acercamientos a la sexualidad en pareja.  

Ya hemos explicado en otros posts cuáles son las bases fisiológicas del enamoramiento, si a esto le añadimos el coctel hormonal de la adolescencia, la mezcla es explosiva. Esto justifica las sensaciones y recuerdos que se pueden tener del primer amor. Es la primera vez que se relega a un segundo plano al entorno familiar. Se piensa en la otra persona como centro de su vida y se desea un futuro en común. Si embargo todos sabemos que es raro que el primer amor sea el definitivo. La bomba hormonal hace de las suyas y las fluctuaciones de sentimientos o de compatibilidades entre los nuevos enamorados provoca la ruptura en la mayoría de los casos.

Un paso más allá viene cuando se decide mantener la primera relación sexual. Esa primera vez puede marcar de una manera profunda la vida sexual futura, por lo que sería fundamental que fuera una experiencia agradable o en el peor de los casos neutra.  

Las dos premisas fundamentales para la primera relación serían el estar preparad@s y el desarrollo de la asertividad. ¿Cuándo estamos preparados?. Fundamentalmente cuando somos libres para tener esa relación sexual, cuando decidimos por nosotros mismos y no por las presiones del entorno (amigos, publicidad, sociedad…), cuando verdaderamente es un deseo y no un “por que ya toca” o “por que voy a cumplir tantos o cuantos años”. Por supuesto dentro del "estar preparados" se deben conocer los riesgos de las infecciones de transmisión sexual y la prevención de los embarazos no deseados.

En cuanto al desarrollo de la asertividad, se debe tener claro que hasta el último segundo es posible decir no. Si te arrepientes de la decisión de no hacerlo, debes transmitirlo a tu pareja aunque pueda suponer un enfrentamiento. Nunca debes permitir que la pareja te lleve a hacer cosas que no desees simplemente por complacerla.  

Tanto los primeros amores como las primera relaciones pueden ser desastrosas pero como decía el escritor Saint-Exupery, “al primer amor se le quiere más pero a los otros se les quiere mejor”. Los fracasos de unas primeras relaciones amorosas o sexuales no debe llevaros a sentir que nunca se conseguirán momentos felices o placenteros con ellas. Si no encuentras salida a los problemas o dudas sobre estas situaciones, los profesionales de Unidad de Medicina Sexual te podemos ayudar.  

Puedes escuchar mi intervención en el programa Es Sexo en el siguiente enlace (a partir de 1h24' ).

   

Añadir nuevo comentario