Sexo como intercambio de favores

Es cierto que hoy en día no se consideran únicamente  las relaciones sexuales dentro de una relación amorosa, se pueden tener relaciones fuera de un contexto emocional, tan sólo como mero acto de esparcimiento. Basados en esta reflexión, surgen situaciones como las publicadas recientemente en Holanda donde se ha legislado sobre el intercambio de sexo por clases de conducir. En este caso se ha despenalizado esta práctica basada en que no se trata de prostitución por que no hay remuneración por la actividad sexual. 

Dejando a un lado ese aspecto emocional, que si puede tener su relevancia en algunas personas, es realmente importante considerar a la relación sexual como posible fuente de problemas físicos y psicológicos en casos como el que hablamos.

Por ejemplo, puede ser un divertimento y pasarlo muy bien realizar catas de vinos o degustaciones gastronómicas, pero habrá que cuidar no ingerir demasiadas cantidades de alcohol o de grasas o de dulces, por que puede ser malo para tu salud.

En la cuestión sexual podemos encontrarnos con los problemas físicos derivados de cualquier relación de riesgo, y con riesgo nos referimos a pareja no controlada, cualquiera que sea su aspecto u origen. Si además hablamos de sexo a cambio de unos favores, podríamos favorecer  desórdenes psicológicos, ya que en realidad esa persona no está manteniendo una relación por entretenimiento sino por necesidad.

Aunque en España está prohibido recibir remuneración alguna por tejidos humanos, es cierto que por diversas “partes” de nuestros cuerpo se puede recibir  dinero. Por ejemplo la donación de esperma o de ovocitos conlleva una remuneración por las molestias ocasionadas. El participar como voluntario sano en ensayos clínicos también conlleva una remuneración de este tipo. El cabello si se puede vender sin problemas. Sangre, orina, médula ósea u órganos no se pueden vender. En España no está permitida la maternidad subrogada, lo que vulgarmente se llama vientre de alquiler, en los países que se permiten si se abonan una serie de gastos a la madre de alquiler.  

Puedes escuchar mi intervención en el programa Es Sexo en el siguiente enlace (a partir de 1 h 03')

Añadir nuevo comentario