Sexo,Mentiras e Internet

Hasta hace no mucho tiempo las únicas maneras de establecer relaciones sociales eran a través del contacto directo con las demás personas. La relación surgía en el trabajo, en los lugares de ocio o a través de otros amigos.

Con la utilización de internet y en especial la eclosión de las redes sociales las relaciones interpersonales han cambiado. Desde un punto de vista laboral ha supuesto un gran avance, ya que permite conocer a nuestros interlocutores, e incluso sus actividades previamente a nuestro encuentro personal y de esta manera  saber si nos interesa ese contacto o como nos preparamos para el encuentro físico.

REDES SOCIALES

Dentro de las relaciones sociales estarían las relaciones personales con interés por la sexualidad. Al hablar de sexualidad hay que entenderlo desde un punto de vista amplio, es decir  incluiría aquellos aspectos que nos aproximan a otra persona desde el punto de vista emocional como son: los gustos, la simpatía, el amor, el bienestar mental, la complicidad, etc. La sexualidad incluirá también los aspectos puramente físicos: deseo, excitación, orgasmo.

Podría resumir, siendo muy simplista, que existirían dos tipos de actividades en internet relacionadas con la sexualidad:

1.- Los que buscan relación de pareja y que en un alto porcentaje desean que acabe en relación sexual.

2.- Los que buscan sólo encuentros sexuales y que en casi su totalidad no desean que acabe éste en relación de pareja.

Si bien no existiría ningún problema en estos dos tipos de actividades cuando transcurren por cauces normales entre personas adultas, sinceras y con objetivos claros, pero se pueden volver muy peligrosas utilizadas de manera torticera.

En el caso de la relación de pareja, la vía habitual es: contacto visual y después contacto emocional, si se encaja, la relación sigue. En la relación “on line” la situación es inversa, ya no hay flechazo, se “estudian” los dos miembros mutuamente y si el análisis de cada uno es adecuado se pasa a entablar una relación más íntima. Por lo tanto este tipo de relaciones tiene la ventaja de sobrepasar las barreras que puede desarrollar una persona ante una relación como pueden ser la vergüenza, la distancia geográfica, la raza, los miedos a expresar sus gustos y deseos. Permite si se hace con sinceridad, evitar encuentros que no nos conducirían a una relación estable. En contra estaría la pérdida de otros aspectos de la sexualidad como es la seducción, aunque la manera de mostrarse frente al otro en internet, ¿no sería seducción?.

Si lo que se busca es simplemente la satisfacción física a través de internet quizá ya tenemos más problemas. El problema no surge de dos personas que están de acuerdo en satisfacer su deseo sexual a través de internet (cibersexo) o con un encuentro personal, surge de las cuestiones técnicas y psicológicas que esto conlleva.

Las personas pueden participar en chat-rooms, hook-up (en español sería relaciones casuales), videoconferencias, etc. en el que comenten sus preferencias sexuales o incluso mantengan relaciones sexuales a través de estas vías. La privacidad real en internet no existe, las IP de nuestros ordenadores nos hacen vulnerables. Con ellas pueden saber dónde estamos, qué nos gusta, qué páginas web que consultamos, incluso como todos sabéis podrían llegar a grabar lo que está ocurriendo en nuestro ordenador. De ahí la importancia de estar dispuestos a asumir este riesgo y la importancia también de informar y formar a los adolescentes en este tema. Se ha disparado entre los adolescentes el uso de internet también para mantener relaciones sexuales y que les da seguridad frente a ITS y embarazos no deseados pero no asumen este otro riesgo.

Por último estaría el problema de la adicción al cibersexo, en este caso encontramos los perfiles de un adicción: compulsividad, obsesión y dependencia. El adicto al sexo en internet busca crear mundos ficticios para reemplazar la soledad por dificultad para entablar relaciones o buscando un escape a problemas familiares, de amigos o pareja, todo ello en busca de la felicidad. Pero surgen conflictos al pensar que lo que hay en la red es la realidad, que todo es realizable o alcanzable en el mundo real. El bienestar que se consigue en cada sesión cada vez es menor, el apagar el ordenador le produce frustración y angustia pudiendo llevar a estados de depresión.

Muy actual el film Shame sobre este tema.

En otro post hablaremos de la utilidad de internet como ayuda para aumento del deseo. Existen páginas de relatos eróticos, imágenes, etc, que bien seleccionadas y utilizadas son herramientas adecuadas para este fin.

Comentarios

Evidentemente la relación personal/física no puede ser "sustituida" por nada. Internet bien utilizado como ya os dije nos puede ayudar en ocasiones.

No, no. Si yo no excluyo nada y respeto lo que deseen hacer otros. Siendo mayores de edad y estando las partes de acuerdo, allá cada uno con lo q haga. Pero una mirada clásica (jejejee) es dificil q encuentre un sustituto en internet.

Todo, en su justa medida, puede resultar divertido, morboso y excitante. Lo clásico no tiene que estar reñido con las nuevas tecnologías Cristina y no tiene por que haber un fin concreto,el simple hecho de que te diviertas de alguna manera, es una buena razón.

Intentaré hacer un glosario de términos sobre "neosexualidad"

Buuufff !!! Me quedo con lo clásico jejeje. Si ya digo yo que internet es infinito. Además de poder mentir, enmascarar, maquillar...Pero claro, tambien hay que pensar que todo dependerá de lo que se busque y de lo que se necesite o de lo que se desee. No sé, muy complejo.
Por cierto, da por hecho que todos sabemos lo que significa chat-rooms, hook-up. Lo tendré que buscar!
Gracias!

Añadir nuevo comentario