Terapia de Pareja

España no estamos muy acostumbrados a buscar ayuda cuando existe un problema de pareja. Unos de los factores es, sin duda, el desconocimiento que existe sobre lo que puede ser una terapia de pareja.

La primera aclaración que habría que hacer es que, aun llamándose terapia de pareja, no es estrictamente necesario que los dos miembros acudan a la misma. Evidentemente si es muy aconsejable, pero sabemos que en multitud de ocasiones sólo un miembro de la pareja es el que considera que hay problemas de relación.

En una pareja con problemas, las discusiones o los silencios impiden llegar a la raíz de los problemas y por tanto a su solución. Los terapeutas intentan poner orden en esta situación descontrolada y sin salida en la que se volvió la relación de esa pareja.

También, y aunque sea duro decirlo, la terapia puede llevarnos a la conclusión de que la mejor solución para el conflicto de pareja es la ruptura. En este caso se trabaja en cómo se puede realizar ésta sin generar conflictos, situaciones traumáticas o de sentimientos de derrota por parte de uno y de victoria por parte de otro. También nos ayudará a canalizar los nuevos sentimientos y actitudes ante nuevas relaciones.

Existen multitud de enfoques terapéuticos, el cognitivo-conductual, el psicoanalítico, la terapia sistémica breve, la racional emotiva conductual, la existencial-humanista, el counseling, etc. La utilización de unas u otras dependerá del terapeuta y del problema que haya que tratar.

Las sesiones pueden ser individuales o con los dos miembros de la pareja, el número de sesiones será variable, a veces con un par de sesiones se aclara la situación, en otras pueden ser necesarias seis, ocho o diez. Todo esto se va programando según la evolución del proceso.

Puede ser, que durante la terapia, se descubran otros problemas como depresiones, trastornos obsesivos compulsivos, adicción a sustancias, etc. que, si bien influyen en la relación de pareja, deben ser tratados y abordados de otra forma.

Para obtener mejores resultados en la terapia, se debe acudir cuanto antes a solicitar ayuda. Desgraciadamente esto no suele ser así y hay una demora de 5 ó 6 años hasta que se busca ayuda.

Está demostrado que una buena terapia de pareja mejoran el estado anímico de aquellos que consultan y así mismo existen beneficios en la salud global y la interacción con el medio laboral y familiar.

Puedes escuchar mi participación en el programa Es Sexo en el siguiente enlace (a partir de 1h28').

Añadir nuevo comentario