Busca al especialista en Infertilidad Masculina

En la población general, cuando hablamos de infertilidad, la imagen que mayoritaria que se refleja es la de una pareja acudiendo al ginecólogo por que no puede tener hijos. ¿A qué se debe que a esa misma pareja no se le ocurra acudir primero a un urólogo especialista en reproducción?. Esa pregunta se hace todavía más enigmática conociendo que la infertilidad por problemas masculinos afecta a un 20% de las parejas y en los que coexisten factor masculino y femenino 30%, es decir los problemas del hombre en la pareja infértil abarcan a un 50% de éstas. Creo que las respuestas son varias. En primer lugar encontramos el mayor porcentaje de mujeres que desean ser madres sobre el de hombres que desean ser padres. A esto añadimos que la mujer está más concienciada con sus revisiones ginecológicas y por tanto la consulta sobre temas de infertilidad surge de manera más fácil.

Otras explicaciones las podemos achacar a los avances científicos. Cuando hace ya muchos años los problemas  reproducción sólo se podían solucionar mejorando el proceso natural de la misma, es decir, mejorando la capacidad ovocitaria o mejorando el semen o solucionando los problemas de la actividad coital, el urólogo tenía un papel más importante, se trataban quirúrgicamente problemas de obstrucción de vías seminales o de disfunción eréctil y se intentaban tratamientos médicos aunque supusieran varios meses. Hoy en día, procesos como la FIV (Fecundación in vitro) y sobre todo el ICSI (inyección intracitopalsmática de espermatozoides), necesitan sólo unos pocos espermatozoides para fecundar los ovocitos. Esto implicaría, en principio, no tener que intentar solucionar los problemas que antes si se trataban. También habría que añadir el factor tiempo. Como decía algunos de los tratamientos suponían meses y hoy en día la mayoría de las parejas toman la decisión de ser padres cuando ellas tienen una edad algo avanzada donde el tiempo se vuelve determinante.

Por último entonemos un “mea culpa” en el sentido de que los propios urólogos han abandonado el campo de la infertilidad masculina por las mismas razones que he expuesto antes y somos pocos los urólogos que realmente dediquemos mayoritariamente nuestra actividad a este campo. Es importante que una pareja o un varón acudan a un urólogo que esté actualizado en temas reproductivos y trabaje coordinadamente con  ginecólogos de este ámbito.  

Hace poco tuvimos una reunión entre papás blogeros y algunos de los que nos dedicamos a intentar mejorar los problemas masculinos de la fertilidad en IVI. Pudimos comprobar que la necesidad no sólo médica, sino personal de los propios pacientes masculinos de ser informados, valorados, estudiados y si es posible tratados está ahí y en ello centramos nuestros esfuerzos. En el siguiente video podéis ver el desarrollo de dicha reunión. 

 

Añadir nuevo comentario