Lubricantes y Sexo

El uso de lubricantes vaginales es conocido desde hace tiempo. Las recomendaciones para su uso generalmente se hacían en los casos de sequedad vaginal o problemas de lubrificación durante las relaciones sexuales.

Hoy en día el uso lúdico de las mismas se extiende a lograr mayor satisfacción sexual sobre todo en la mujer. Un estudio de este año de la Universidad de Indiana realizado entre 2453 mujeres con múltiples orientaciones sexuales concluye que el usar lubricantes en sus actividades sexuales de pareja o sin ella les produce más satisfacción y placer sexual que cuando no lo usan.

No hay que confundir lo que son estrictamente lubricantes de las cremas o fluidos que producen cambios de temperatura o sensibilidad en la zona donde se apliquen, generalmente vagina y clítoris. También son diferentes las cremas o geles con sabores que son usados para el sexo oral.

Los lubricantes no tienen sabor o es muy escaso y los más recomendados son los de base de agua. También los hay con base de aceite y base de petróleo.

Los de base de agua no manchan, al secarse se pueden reactivar con un nuevo humedecimiento. Aunque no parecen influir sobre la calidad de los espermatozoides mi consejo es evitar su uso en parejas que estén intentando tener hijos. Tampoco sería recomendable si se usan preservativos, ya que estos vienen lubricados en su mayoría y no podemos saber las reacciones químicas entre ambas sustancias, así como el peligro de deslizamiento del preservativo si la lubrificación es excesiva.

Categorías: 

Añadir nuevo comentario